Producto añadido correctamente a su carrito de compras
Total
Continuar comprando Proceder a pagar

Todos con seguridad nos hemos cruzado alguna vez con un perro de esta hermosa raza denominada Bulldog, con fama de cariñosos y un poco holgazanes, existen al menos dos razas de bulldog que te encantarán de ternura.

Bulldog Francés 

Dentro de los bulldogs, el francés destaca por sus características orejas de murciélago, las cuales crecen de forma natural y nunca se corta o modifica. Pueden llegar a pesar entre 12 y 15 kilogramos para el macho y la hembra.

Bulldog Inglés

El Bulldog Inglés anteriormente era mucho más ligero, puramente atleta. El origen de su nombre es acuñado al hecho de ser un perro de carniceros, básicamente su función principal era hacer correr al ganado para llevarlo al matadero y de esta forma la carne se obtenía de mejor calidad y más suave.

Esta raza es también muy conocida por su pereza innata, tiene una gran testarudez, un carácter inalterable muy admirable, una capacidad de sufrimiento sin quejidos increíble, no soporta la brutalidad.

Comida para bulldogs

El bulldog no tendrá inconvenientes al ser alimentado con comida para perros de buena calidad, ya sea obtenida comercialmente o por la aprobación de un veterinario. En términos de dieta, se debe tener muy en cuenta según la etapa en la que se encuentra el bulldog, ya sea cachorro, adulto o senior.

Bulldogs con sobrepeso

Algunos bulldogs son más propensos a desarrollar sobrepeso, por lo que debes tener mucho cuidado con el consumo de calorías y su nivel de peso. Los premios o regalos pueden ser una gran ayuda en su entrenamiento, pero si les entregas demasiados puedes llevarle a desarrollar kilos de más. 

Consulta siempre con su veterinario por cualquier inquietud en cómo debe ser la dieta de tu bulldog de acuerdo a su peso y edad. Por supuesto, siempre tener presente que el consumo regular de agua fresca debe estar siempre a la mano de tu canino.