Producto añadido correctamente a su carrito de compras
Total
Continuar comprando Proceder a pagar

La comida para perros en invierno

Llegaron los días fríos y con ellos tenemos que preocuparnos de la salud de nuestros animales. Tener una cámada cómoda en un ambiente seco y protegido es fundamental, pero también debemos estar pendientes de su alimentación.

Las razas de gran tamaño que duermen en el exterior de la casa, necesitan mayor cantidad de calorías para mantener estable su temperatura corporal ante el frío. Por lo que su dosis de comida diara aumenta entre un 10% y 20% amenta la dosis de comida en los meses invernales, en relación a los meses de calor.

Golden Retriever, pastor alemán, boxer o labrador necesitan más comida

La mayor necesidad calórica se debe a que los canes requieren mantener su temperatura corporal en ambientes exteriores fríos, y generan este calor desde la energía de los alimentos. “Esto ocurre en el caso de las razas de mayor tamaño, como Golden Retriever, pastor alemán, boxer o labrador y se debe a que los perros de más de 10 kilos de peso habitualmente desarrollan su vida fuera del hogar y duermen en el patio, por lo que se exponen a bajas temperaturas. Los dueños no deben alarmarse si el perro come más, pues es natural. Esto no debería generar un aumento de peso, pues no genera grasa sino que su cuerpo consume este alimento extra para producir calor”, explica Herly Studer, médico veterinario de Fit Fórmula.

Los perros deben mantener estable su temperatura corporal, que normalmente es en torno a los 39 grados Celsius. “Si el perro (expuesto a ambientes exteriores) no recibe esta dosis mayor de comida, podría perder peso porque consumirá su grasa corporal para producir calor o bien tendrá menos energía y estará más adormecido durante el día”, advierte.

El especialista afirma que en perros más pequeños, que viven dentro de casas o departamentos temperados, no se requiere aumentar la dosis de alimento en invierno porque no luchan por mantener su temperatura corporal.

Dosificar la comida para perros es clave

El aumento de ración diaria de comida que el dueño puede entregar a un perro de gran tamaño puede significar pasar de 400 gramos diarios a 440 en la zona central del país ó 480 gramos en ciudades del sur donde el frío es más intenso. Es recomendable que un médico veterinario determine el tipo de alimento y gramaje luego de una evaluación del perro.

Un aspecto clave para la nutrición es parcelar la entrega del alimento, y no entregar todo en una sola dosis diaria. “Si se le pone todo el alimento del día en una porción, el perro la comerá completamente de manera voraz, pues su naturaleza es cazadora. Y si come todo de una vez, su sistema digestivo no alcanzará a procesar todo el alimento, por lo que no generará la energía que necesita para mantener estable su temperatura corporal en invierno. Cuando un perro come todo su alimento diario en una sola porción, croquetas completas son eliminadas por las heces”, advierte.

Consejos para alimentación correcta de tu perro

-Administrar la porción diaria dividida en tres a lo largo del día, o mínimo dos: en la mañana y al atardecer. Así el perro realizará una digestión completa de todo el alimento y absorberá los nutrientes que necesita en la época invernal para mantener su temperatura corporal, musculatura y energía.

-Proteger el alimento de la lluvia, para que con la humedad no pierda sus vitaminas y propiedades.

-Pasear diariamente al perro, para que juegue y corra, lo que junto con quemar calorías le generará calor.

-Renovar periódicamente el agua del perro, para evitar su deshidratación.